Como ponerse un corset

El corset o corpiño se ha convertido en una prenda lencera muy versátil, un todoterreno que puede lucirse tanto en la intimidad como en la calle para darle un toque especial y atrevido a cualquier look. No obstante, el corset, en la mayoría de las ocasiones, ha sido siempre una prenda incomprendida. Gusta muchísimo, pero existe un gran desconocimiento a la hora de ponerse un corset: cómo saber si es tu talla, cómo atarlo (en el caso de los corsets con lazada trasera), sujeción que debe tener en tu cuerpo…

En Encaje y Satén queremos explicarte paso a paso cómo ponerte un corset y, además, darte las claves para lucir esta prenda tan bonita.

 

 ¿Cómo ponerse un corset?

1. A lo largo de toda la espalda, el corset cuenta con una lazada trasera para ajustar el corset a tu figura. En primer lugar, desata el corset y ábrelo al máximo (sin soltar) por detrás. Los lazos deben quedar flojos.

2. Abre los corchetes delanteros y ponte el corset mientras los lazos traseros están flojos y al máximo de su apertura sin soltar. Comienza a abrochar los corchetes y empieza por el corchete central, el de en medio, y ve subiendo y bajando.

3. Ajusta el corset a tu medida.

4. Para apretar la parte trasera, comienza estirando los lazos superiores y ve bajando hasta el final. No trates de unir los dos lados de la espalda ya que puedes hacerte daño. El corset no debe moverse, pero nos tiene que permitir el movimiento cómodamente. Apretado pero cómodo.

5. Cuando esté ajustado a tu figura, haz un lazo en medio de la espalda para terminar.

6. Ponte unos vaqueros y sal a la calle a disfrutar ;)

Como ponerse un corset

> Ten en cuenta que si el corset te queda muy incómodo puede deberse a que no es tu talla.<

 

Pilar rubio corset

¿En qué momento utilizar un corset?

Puedes utilizar un corset o corpiño en cualquier momento u ocasión. Es una prenda versátil con una gran variedad de modelos disponibles a buen precio, no es necesario gastar una fortuna para lucir un corpiño bonito y a tu estilo.

Algunas ideas para lucir el corset en la calle es jugar con un corset sencillo y elegante y combinarlo con una falda de tul más rompedora o unos vaqueros pitillo superajustados, como Pilar Rubio en la foto de la izquierda. El corset lo puedes llevar sin nada debajo o, por ejemplo debajo de la ropa para estilizar la figura con un corset underbust. El estilo lo pones tú y tu corset hará el resto ;)

Otro de los usos más comunes del corset es utilizarlo en algún momento íntimo sola o en pareja. Siéntete aún más sexy con un corset brocado en color negro, muy sensual, que te acompañe durante toda la noche hasta el momento que quieras. Sin duda, el corset es mucho más sorprendente y estilizado que cualquier picardías o conjunto lencero, un punto atrevido para tus looks más íntimos.

Existen corsets de todas las tallas, incluso corsets de tallas grandes hasta la 6XL ¡Así que no tienes excusa! Si en tu pueblo o ciudad no tienes la opción de ver colecciones de corsets o te da un poco de corte, puedes probar con la venta online de corsets que dispone de una variedad más amplia y el personal de la tienda online te asesorará de forma personalizada.